Category

Campo Virtual Latino

La 2ª puntada. Campo Virtual Latino por Brigitta Villaronga

El pasado 13 de agosto, en este mismo blog, compartimos la primera parte de una maravillosa entrevista a nuestra amiga y colega: Brigitta Villaronga. Una conversación tan interesante y llena de significado que nos invitó a hacer una pausa y continuar en esta nueva entrada con ella.

Junto a Brigitta y un grupo de profesionales de alto nivel, creamos Campo Virtual Latino, una iniciativa digital que inició en mayo de 2020 y que, a la fecha, sigue dando frutos como plataforma de sólo de capacitación, gestación y promoción de nuevas realidades para las comunidades remotas de América Latina.

Change Darer: Hola Brigitta, bienvenida de nuevo y gracias por darnos este espacio. Retomando la entrevista anterior, pudimos recordar lo vivido en CVL y, en particular, los proyectos que potencialmente vimos nacer en él. Podrías contarnos ¿qué pasó con estos asistentes? ¿Qué pasó con sus proyectos? ¿Qué pasó con CVL?

Brigitta Villaronga: ¡Con los 350 asistentes! Algunos pagaron, pero nos dimos cuenta que la situación económica no permitía a la mayoría de personas pagar una boleta de entrada, entonces decidimos dar becas para que mucha gente pudiera participar y capacitarse.

Tuvimos asistentes de diferentes entidades, desde interesados naturales hasta invitados por los facilitadores, quienes recibieron dos becas cada uno para invitar a asistentes. A estas becas las llamamos viajes.

El becado podía tener un viaje corto de dos días de aprendizaje en línea o un viaje largo con los dos días más el evento inaugural y el proceso de aplicación de las dos semanas siguientes, donde se recibían diferentes propuestas.

Al principio no teníamos tantas propuestas, pero con el tiempo fueron aumentando, pues lo importante era dejar espacio para lo quería emerger. Las dos semanas las habían diseñado de forma muy linda nuestros especialistas y creo que tuvo una muy buena acogida. Pasaron cosas muy bellas. Algunas propuestas se concretaron y algunos siguen conectados en la plataforma de cara a lo que queda del año, al futuro.

Una propuesta que surgió del Diseño de Pensamiento fue: El Mar Latino. Y justo ahora salió una convocatoria para que esta se pueda concretar como una iniciativa real.

También hubo una propuesta educativa. La verdad, no sé su status actual, pero sé que hay mucha gente involucrada, pues saben que la educación es fundamental para el futuro de la región. Sobretodo ahora que los chicos tienen que empezar a aprender y manejar lo virtual.

Por otro lado tenemos una propuesta que gira alrededor del diálogo, de cómo dialogamos, de cómo organizamos un diálogo para relacionarnos de otra manera, de cómo apreciamos la diversidad en vez de entrar en el conflicto y de cómo utilizar el diálogo como herramienta para salir del conflicto.

CVL ha sido una chingada chévere con mucho ñeque, personas increíbles y puro amor. Y eso es lo que se necesita en este mundo, pensar más y ver más con el corazón.

Brigitta Villaronga

Por último, tenemos una propuesta de la parte rural, apoyada por nuestro compañero Juan Adolfo, relacionada con Minganet, de Martha Giraldo de Colombia, que ya tenía desde antes una propuesta plasmada y hoy están viendo cómo pueden unir esfuerzos.

Ahora, en cuanto a qué pasó con CVL, les cuento que, desde hace un mes, estamos entregando a la GIZ una propuesta de aprendizaje llamada el CVL Academy. Una propuesta de aprendizaje que empezó pequeña pero hoy ya tiene 180 participantes en Bolivia a los que estamos capacitando en dos grupos: uno a través de Zoom con muchas herramientas y otro, en Microsoft Teams, con algunas restricciones tecnológicas.

Acá cabe resaltar que es muy complejo llevar 180 personas a través de una capacitación cuando Bolivia está atravesando por tantos problemas, los recursos están escaseando, tienen problemas de agua y de luz, la conectividad es bastante mala, de vez en cuando con las tormentas se cae la conexión. Sin embargo lo estamos sacando adelante y dentro de poco vamos a terminar. Ya estamos en el segundo de tres módulos. Ya para terminar con contexto, en este programa enseñamos herramientas, gestión de proyectos y liderazgo y el arte y la magia de la facilitación virtual.

Change Darer: ¡Es decir que tenemos CVL para rato! ¿Podrías contarnos algo de los planes que tienen a futuro?

Brigitta Villaronga: pues les cuento que, con el apoyo de nuestra querida Daniela, hemos empezado a pensar en plasmar todo esto en una empresa, una red o una cooperativa. Decidimos entonces que lo que es ahora el CVL Academy (lo que estamos haciendo para la GIZ en Bolivia) es nuestro segundo producto mínimo viable.

Ahora tenemos que ver cómo podemos mejorar cada semana con iteraciones, retrospectivas y retroalimentación de nuestro cliente. Por ejemplo, al principio tuvimos bastantes dificultades y mal entendidos acerca de las competencias de los participantes. Pensábamos que sabían mucho más de Zoom y al final no, pero bueno, pudimos que adaptarnos y crear equipo.

Entonces, el CVL Academy es una propuesta bien interesante que vamos a analizar bien en septiembre, con el cliente y con el equipo, para decidir si seguimos con la idea de fundar algo conjuntamente o si algunos simplemente quieren ser empleados y ver cómo nos va con los contenidos y la gestión del proyecto.

Otra idea para el futuro es tener espacios abiertos como los tuvimos al final del proceso en mayo. Por ahora estamos enfocadas en terminar este primer proyecto de CVL Academy.

Change Darer: ¡Pues así es, tenemos todo el deseo de seguir siendo parte de CVL! Ya estando a punto de terminar, podrías contarnos con tus palabras, ¿qué significa CVL para ti? y ¿podrías describir a CVL con una sola palabra de aquellas imposibles de traducir?

Brigitta Villaronga: Para mí significa esperanza, significa un Arca de Noé, la cual hemos embarcado todos los que pensamos que es necesario y posible un futuro diferente para la región. Ha sido agotador muchas veces y lo sigue siendo y por eso necesitamos ponerle “ñeque”, que no sé de dónde lo saqué pero significa algo muy especial para mí… es ese toquecito especial. También podría significar la chingada, como dicen los mexicanos, es decir que puede ser cualquier cosa, a veces lo máximo o de vez en cuando lo contrario.

Ahora, la primera frase que vino a mi mente es: que es muy chévere. Y eso es muy colombiano. Colombia me marcó positivamente y le debo mucho a ese país. La amo como si fuera mi tercera patria, la primera es Alemania y la segunda España (Cataluña).

Entonces, CVL ha sido una chingada chévere con mucho ñeque, personas increíbles y puro amor. Y eso es lo que se necesita en este mundo, pensar más y ver más con el corazón.

Change Darer: ¡Mil gracias por todas estas respuestas!. Se nota que fuiste una de las primera personas que, un día, hace mas que un año, nos llamó y no dijo: ¡yo soy un change darer! ¡Quiero aprender más!

Ya para cerrar: Cuéntanos sobre tu viaje personal de change darer a confluencer y cuál fue le rol de CVL en este viaje de desarollo personal.

Brigitta Villaronga: Hace un año quería volverme influencer a través de redes sociales y medios digitales, pues creo en usar la tecnología para hacer bien, para mejorar los proyectos de desarrollo, porque ahí está el futuro. El mundo siempre está cambiando, no podemos imaginar cómo será en 5 ó 10 años. Cosas que usamos hoy en día hace, 20 años apenas habían sido pensadas.

En fin, en otoño hice un coaching sobre este tema y terminé adoptando la palabra co-fluencing. En español, co-fluenciar tiene el significado que yo le quiero dar. En vez de estar influenciando gente, yo quiero que co-fluenciemos hacia una meta en común, hacia una visión que tenemos que elaborar de forma colaborativa y co-creativa de un mundo mejor para más gente, incluyente y con un buen vivir para más personas.

Por eso creo que el CVL ha sido ¡el proyecto! No es raro, pero sí es diferente, es el futuro y lo tenemos que combinar con lo análogo. Nuestra fuente y valores tienen que estar alineados con lo que hacemos y las visiones que tenemos. Entonces el CVL es la carnecita, es el corazón de lo que yo quiero hacer a futuro como co-fluenciadora y Change Darer. Hay que atreverse a hacer el cambio que queremos ver en el mundo y yo agradezco muchísimo a todos los que han hecho parte y van a hacer parte de eso.

Y bueno, mi siguiente paso será plasmar todo eso en mi página web y concretar los servicios personales que quiero brindar.

Muchísimas gracias y que la fuerza esté con todos nosotros. ¡Chao!